Diversos aminoacidos

Los 20 aminoácidos utilizados por el organismo pueden clasificarse en i grupos:

Los aminoácidos comunes, que pueden ser fácilmente sintetizados a partir de otros cuerpos por adquisición de un grupo amino (transaminación). ejemplo: ácido pirúvico + NH2 (proveniente de otro aminoácido) de alanina

Los aminoácidos que no pueden ser sintetizados: son los 8 citados ai riormente. Es, pues, indispensable que la alimentación los aporte.

Para ser del todo exactos, sólo la lisina y la treonina no pueden ser sin zados en absoluto. Los demás pueden serlo en cierta medida por reaccic que utilizan enzimas en las que las vitaminas B,, B6, Bl2 desempeñan un p activo. Pero estas posibilidades de síntesis son demasiado bajas para cubri necesidades, y estos ocho aminoácidos deben ser aportado Numerosos minerales (más de una veintena) entran en la composición del organismo; algunos sólo están presentes en cantidades muy pequeñas, pero intervienen específicamente en reacciones enzimáticas.
Los electrólitos han sido tratados brevemente en el capítulo precedente,
Es preciso ahora estudiar el calcio, el fósforo, el magnesio, el hierro y otros minerales que se clasifican en el grupo de los micronutrientes minerales u oligoelementos.
Un organismo adulto contiene aproximadamente:
1.100 g de calcio,
700 g de fósforo,
25 g de magnesio,
4 g de hierro en el hombre y 2,5 g en la mujer,
2 a 3 g de cinc,y cantidades mucho más pequeñas de oligoelementos.

comida proteica
CALCIO
Distribución en el organismo
• En el organismo adulto su distribución es la siguiente:
99 % en el esqueleto, principalmente en forma de fosfato de calcio y de carbonato de calcio, alrededor de 1.100 g;
calcio presente en los tejidos blandos, alrededor de 10 g;
calcio presente en los tejidos extracelulares, alrededor de 1 g.
Aportes iilimeiitlirios y eliminación
La leche de vaca contiene 125 mg por cada 100 g. Los quesos, de 200 ii 1.000 mg/100 g. La carne es pobre, 20 mg/100 g, y el pescado menos pobre que la carne, de 20 a 120 mg; el pan blanco, 20 mg; las legumbres, 135 mg.
fin Francia, y en los demás países occidentales, la leche, los productos lác­teos y los quesos aportan más del 60 % del calcio de la ración.
Las poblaciones de ciertas regiones tropicales no tienen rebaños y no dispiv lien de leche; encuentran el calcio necesario en las hortalizas y hojas verdes, las legumbres u otras leguminosas y los pequeños pescados consumidos enteros.

La presencia de ácido oxálico (presente en las espinacas, la acedera y el ruibarbo) o la presencia de grandes cantidades de ácido fítico (cereales poco cernidos) provocan la formación de oxalato de calcio o de fitato de calcio, ambos insolubles y, en consecuencia, no absorbibles y eliminados con las excreciones fecales.

Uncategorized